Connect with us

Cocina

Turrón de Jijona

Ingredientes

  • 270 g. de almendra molida
  • 170 g. de azúcar glasé
  • 100 g. de miel
  • 1/2 cucharadita de canela molida
  • 1 limón (su ralladura)
  • 1 huevo (solo la clara)

Cómo hacer turrón de Jijona. Junto con el polvorón y el mazapán, el turrón es uno de los dulces tradicionales más representativos de la Navidad en España.

De todas las variedades que hoy en día podemos encontrar, el turrón de Jijona es uno de los clásicos que resiste todo tipo de modas y corrientes. Es raro que no esté presente en nuestras casas en las fiestas navideñas.

Al turrón de Jijona también se le conoce por el nombre de “turrón blando”, en contraposición al duro que es el turrón de Alicante. En mi casa siempre se les ha llamado turrón blando y duro e intuyo que muchos de vosotros los llamáis igual ¿me equivoco?

Sea como fuere estos son los dos turrones más clásicos de todos y, como la gran mayoría de los dulces que llevan almendra y miel entre sus ingredientes, llegaron a nuestro país con la dominación musulmana en la Edad Media, aunque la versión española del turrón no naciera hasta el siglo XV en Alicante.

La verdad es que elaborar este dulce de almendra en casa es fácil y rápido. Los ingredientes que necesitamos son muy básicos, así que encontrarlos es pan comido, y no se requiere de ningún artilugio extraño, otro punto a favor de lanzarse a ello.

Nosotros hemos usado un molde específico para turrón, pero se puede usar un molde de plum cake o, incluso, un brick de leche cortado por la mitad. ¡Imaginación al poder!

Dicho esto no queda más que añadir que el turrón de Jijona hecho en casa en Navidad nada tiene que ver con el industrial. La textura es el más suave y puede resultar más blando, pero si sois de los que os gusta emular lo industrial en la medida de lo posible, con aumentar la cantidad de almendra será suficiente.

Eso sí, no cambiéis nada más para que el sabor no varíe. Tendréis un turrón de Jijona casero sublime para acompañar las sobremesas navideñas.

Preparación de la crema base para el turrón de Jijona

  1. Calentamos una sartén amplia y vertemos en ella la almendra molida. Tostamos a fuego medio, removiendo constantemente para que no se queme. Solo queremos que se dore, así que cuidado con pasarse. En cuanto tome color retiramos la sartén del fuego y dejamos atemperar.
  2. El siguiente paso es calentar la miel con el azúcar hasta que este último se disuelva. Lo haremos en un cacito a fuego suave, removiendo de vez en cuando y vigilando que no caramelice.  Una vez listo y bien amalgamados miel y azúcar, apagamos el fuego y dejamos templar ligeramente.
  3. Mientras tanto separamos la clara de la yema, guardando esta última para otro uso. Batimos la clara.
  4. Aprovechamos también para lavar bien el limón, secar y rallar finamente.
  5. Transferimos la mezcla de miel y azúcar a un recipiente hondo y amplio y agregamos la clara. Batimos con fuerza durante unos 10 minutos para asegurarnos que desaparecen los posibles grumos que salgan por efecto del calor.
  6. A continuación añadimos la canela molida, la ralladura de limón y la almendra. Mezclamos bien y durante el tiempo necesario para que todos los ingredientes queden bien integrados.

Forma y presentación del turrón de Jijona

  1. Obtendremos un engrudo difícil de trabajar principio, pero si usamos las manos (bien limpias) podemos amasar en el mismo recipiente y avanzar más rápido.
  2. Engrasamos el molde de turrón con un poco de aceite vegetal, untando la base y los laterales, y rellenamos con la mezcla. Extendemos por toda la superficie y compactamos con la mano, inicialmente, y con el dorso de una cuchara engrasada, después.
  3. Una vez formada la tableta de turrón, la dejamos reposar en la nevera durante un mínimo de tres o cuatro horas para que adquiera consistencia. A la hora de desmoldar la sacamos y le damos un poco de calor a los laterales y a la base para que sea más fácil.
  4. También podemos forrar el molde con papel sulfurizado y simplemente tirar de él. Al gusto. Lo importante es desmoldar el turrón, trocear y disfrutar.

Aquí tenéis un paso a paso en fotos donde muestro como preparar esta receta de turrón de Jijona. No os perdáis detalle para que os salga perfecta.

Consejos para un turrón de Jijona de chuparte los dedos:

  • La única dificultad que tiene preparar turrón de Jijona casero es la de mezclar bien todos los ingredientes. Si usamos las manos y nos lo tomamos con calma no deberíamos tener problema alguno.
  • En vez de usar almendra molida podemos usar almendra entera pelada y cruda, tostarla y después molerla. Esto puede resultar complicado porque si nos pasamos la almendra suelta sus aceites y es algo que debemos evitar.
  • Si os animáis a hacerlo en casa recomendamos que la moláis (que no trituréis) de poco en poco y siempre vigilando que no se forma una pasta.
  • Hay a quienes les gusta encontrar pequeños trozos de almendra en la tableta. Para ello solo hay que asegurarse de no moler la almendra en exceso.
  • En caso de usar almendra molida, quitar una pequeña todos los ingredientes y productos deben ser de máxima calidad. De esa forma podremos disfrutar de una verdadera joya de la artesanía gastronómica (unos 20 gramos) y sustituir por almendra granillo tostada.
  • Por último, recomendamos usar ingredientes de máxima calidad. Así podremos disfrutar de una verdadera joya de la artesanía gastronómica, el turrón de Jijona.

 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cocina

AREPAS VENEZOLANAS

Las arepas son un plato original de Venezuela y Colombia, pero que también se consume mucho en las Islas Canarias, y que consisten en una especie de bollitos aplastados hechos con harina de maíz y que se rellenan de… ¡muchas cosas!

Las arepas venezolanas, se pueden comer solas como panecillos, o mejor aún rellenas.  Un relleno muy típico de las arepas es la carne mechada, que suele prepararse con carne hervida con verduras y luego guisada con un sofrito de cebolla y tomate. Sirve cualquier carne guisada en salsa, muy tierna, desmenuzada -esto es importante-, y mezclada con un poco de la salsa batida.

Es difícil imaginar su la textura de las arepas hasta que se prueban, crujientes por fuera y tiernas por dentro, con sabor a maíz, a pan y a rebozado a la vez.

Pero como siempre, la imaginación es el mejor acompañamiento que puede tener una arepa, así que os dejaremos unas cuantas sugerencias para el relleno, y luego… ¡soltad vuestra creatividad en la cocina!

Receta de Arepas

Masa de arepa de maíz:

Ingredientes (para 6 arepas)

  • 360 g de harina de maíz precocido (en España se comercializa de la marca P.A.N.)
  • 600 ml de agua
  • 1 cucharadita de sal

Cómo hacer masa de arepas de maíz

  1. En un bol, ponemos el agua y la sal, y añadimos la harina de maíz.
  2. Mezclamos bien primero con una cuchara de madera y luego con las manos, hasta que la masa esté homogénea. Si hace falta podemos corregir añadiendo más harina o más agua.
  3. Dejamos reposar 10 minutos.
  4. Con las manos húmedas, hacemos seis bolitas y las aplastamos sobre un trozo de papel vegetal.
  5. Calentamos una plancha o sartén pincelada con aceite de oliva. Cuando esté caliente cocinamos las arepas hasta que se doren por los dos lados, unos 5 minutos por lado.
  6. Para rellenarlas, les cortamos un extremo y las abrimos. Comemos calientes.

Arepas rellenas

Las arepas pueden rellenarse de muchos ingredientes. Son clásicas las rellenas de carne deshilachada, bien sea pollo o algún tipo de carne mechada, que se puede combinar con queso rallado, aguacate, huevos revueltos y salsas de diferentes tipos.

Rellenos de arepas venezolanas

En Venezuela es clásica La Reina Pepiada, de la que os hablamos y detallamos la receta abajo.

Otros rellenos comunes en las arepas venezolanas son:

  • Arepa Sifrina: Una variante de La Reina Pepiada con el añadido de queso gouda rallado en grueso.
  • Arepa Pelúa: Se compone de carne mechada y queso gouda rallado.
  • Catira: Igual a la anterior, pero con pollo deshilachado
  • Dominó: Frijoles fritos con queso duro rallado.
  • Pabellón: Carne mechada, frijoles fritos y rodajas de plátano frito espolvoreando con queso rallado.
  • Llanera: Carne asada a la parrilla, rodajas de tomate, aguacate y queso rallado.

    Arepas veganas

    Ingredientes: 6-8 arepas; 100 g de rúcula; unos 100 g de maíz dulce cocido; media cebolla morada; 2 tomates pera; guacamole; aceite de oliva virgen extra; sal

    Preparación: cortamos el tomate en dados pequeños y lo dejamos escurriendo en un colador. Cortamos la cebolla en juliana fina, escurrimos el maíz. Mezclamos el tomate, la cebolla y el maíz, condimentamos con un poco de sal y aceite. Preparamos las arepas siguiendo la primera receta, las cortamos a la mitad y rellenamos con un poco de guacamole, las verduras y un puñado de rúcula.

  • Consejos para hacer arepas.

    Qué tipo de harina usar para la masa

    La harina tiene que ser de maíz precocido, puede ser blanca o amarilla. La marca P.A.N. es la más conocida y se vende en cualquier supermercado, pero también hay otras marcas.

    Cómo conservar las arepas

    Se pueden guardar bien envueltas en la nevera durante 3 o 4 días, pero como más ricas están es recién hechas. Si las guardáis, calentadlas un poquito antes de servir.

    Cómo rellenar las arepas

    Podéis utilizar carnes guisadas que os hayan sobrado de otras recetas, o carne picada, también restos de pollo asado, etc. Prácticamente podéis rellenarlas con cualquier cosa que pondríais dentro de un bocadillo.

    ¿Os ha gustado esta receta de arepas? Os animamos a probadlas porque son muy sencillas y os encantarán.

Continue Reading

Cocina

Paella valenciana: la receta tradicional

Como todos sabéis, la receta de paella valenciana tradicional tiene unos ingredientes muy concretos, y sólo admite pequeñas variaciones en función de la temporada. Hasta está estipulado el tipo de leña que debe utilizarse para el fuego, la del naranjo.

Ingredientes

Para 12 personas
  • Arroz bomba 1500 g
  • Pollo de corral 1
  • Conejo 0.5
  • Judía verde plana 500 g
  • Garrofó 500 g
  • Alcachofa (opcional)6 g
  • Caracoles 500 g
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimentón dulce
  • Tomate triturado
  • Azafrán
  • Romero fresco
  • Sal

Cómo hacer paella valenciana

Dificultad: Media
  • Tiempo total: 1 h 25 m
  • Elaboración: 10 m
  • Cocción: 1 h 15 m
  • Reposo: 5Toda paella que se precie comienza por un buen sofrito. En una paella cuanto más grande mejor, se sofríe en abundante aceite el pollo, el conejo, las judías, las alcachofas y los caracoles (la que veis en la foto no tiene garrofó porque no es temporada y el congelado no es igual), sazonando con un poco de sal y pimentón hacia el final. Cuando esté bien dorado se añade el tomate triturado y se rehoga.

    Con el sofrito listo se debe de añadir el agua. Las proporciones dependen mucho del fuego, del calor que haga, del grado de humedad y de lo grande que sea la paella, pero para comenzar, una buena proporción es la de añadir tres veces el volumen de agua que de arroz, aunque es la experiencia la que os hará ajustar y perfeccionar estas cantidades, que acabaréis haciendo a ojo, como hicieron la tía y la madre de mi novia, que eran las encargadas de esta paella (a pesar de que la tradición marca que sea el hombre de la casa el que la prepare).

    Echamos ahora algunos troncos más al fuego para que suba de potencia y se haga bien el caldo durante 25 o 30 minutos. Es un buen momento de echar el azafrán o, en su defecto, el sazonador de paella (el más popular es “el paellador), que lleva sal, ajo, colorante y un poco de azafrán.

    Luego añadimos el arroz “en caballete” (en diagonal) y lo distribuimos por la paella. Cocemos entre 17 y 20 minutos, aunque aquí el tiempo lo marca de nuevo el grano de arroz y la potencia del fuego, que debemos ir dejando consumirse. Tiene que quedar completamente seco y suelto. Mi recomendación para los primerizos es que tengáis un cazo con agua hirviendo al lado, por si hay que añadir agua. A mitad cocción también podemos poner unas ramitas de romero, que retiraremos antes de servir.

    Por último, conviene dejar la paella reposar unos minutos tapada con un gran paño o papel de periódico –no es bueno porque con la humedad se puede liberar algo de tinta, pero toda la vida lo he visto usar– antes de servirla y recibir el aplauso de los presentes.

    Con qué acompañar la paella valenciana

    Ya me gustaría a mi que me saliera la paella valenciana tradicional tan buena como a mi suegra. Esta que veis en las fotos estaba de infarto, con sus “socarraet” y todo (el arroz quemado del fondo), bien secundada por la buena compañía, una cervecita y previo baño en la piscina. Y es que no hay nada como un domingo con paella.

 

Continue Reading

Tendencia