Connect with us

Alicante

Ola de subida de impuestos en toda la provincia de Alicante: del IBI a la tasa de basuras

 Las subidas de impuestos se imponen sin distinción a lo largo de la provincia durante los últimos meses del año. Del incremento del IBI a la subida tasa de basuras parece que, tras las elecciones municipales del pasado 28 de mayo, son muchos los Ayuntamientos los que necesitan ajustar sus cuentas de cara a 2024. Ya sea por imperativo legal europeo, como en el caso de la tasa de basuras, o por la necesidad de generar ingresos líquidos para las arcas públicas, como aquellos que están incrementando el Impuesto de Bienes Inmuebles, lo cierto es que son muchos los municipios que están asistiendo una ola de subida de impuestos que arrasa Alicante de norte a sur.

Esta subida de la presión fiscal no entiende de siglas: la están aplicando sin distinción Ayuntamientos del PP, PSPV o Compromís, en mayor o en menor medida. La profesora de Derecho Financiero y Tributario de la Universidad de Alicante, Elizabeth Gil, asegura que este caso podría tratarse de un “efecto dominó” que estaría actuando en muchos municipios de la provincia al ver como sus vecinos realizan subidas impositivas a los ciudadanos. “Cuando lo hace el vecino ya lo pueden hacer todos. Ocurre de la misma forma con los países de la Unión Europea, uno introduce una medida y cuando el resto de países lo ven la empiezan a aplicar. Lo mismo puede suceder en municipios limítrofes, si Alicante sube un impuesto a lo mejor San Vicente también piensan en aplicarlo”.

Aunque no todos los Consistorios están aplicando subidas en ambos tributos,algunos solo subirán en 2024 la tasa de basuras y otros harán lo correspondiente únicamente con el IBI. Sin embargo, sí que hay municipios que han anunciado que llevarán a cabo incrementos en ambos recibos. Es el caso de localidades como Benidorm o Santa Pola en el que ambos Ayuntamientos han apostado por la subida impositiva como remedio para evitar el “colapso” de las arcas municipales que se encontrarían en un momento delicado tras las deducciones fiscales aplicadas a comercios y empresarios durante la pandemia y para hacer frente a los futuros compromisos económicos que tendrán que abordar si existiera un cambio en la regla del gasto por parte del recién estrenado Gobierno central para el año 2024.

“Hay que tener en cuenta que nos encontramos a final de año y que muchos municipios vienen de sufrir un cambio electoral. En muchas ocasiones los nuevos gobiernos han visto que para sacar adelante los presupuestos necesitan más recursos que con los que cuentan en ese momento y puede ser que eso les esté llevando a hacer cambios en su política fiscal”, explica Gil.

Incremento en el IBI

La subida del IBI es la forma más directa que tienen los Ayuntamientos para conseguir ingresos que les permitan aumentar su margen de maniobra frente a futuras inversiones o para mantener las condiciones en algunos servicios municipales. Ciudades como Benidorm, Dénia, Ondara, Gata, Benissa, Redován, Rojales, Guardamar del Segura o Santa Pola ya han anunciado un incremento del de este impuesto.

Aunque quizás las subidas más elevadas hasta la fecha han sido las anunciadas en las localidades de Benidorm (23%) y Santa Pola (20%). La profesora de Derecho Financiero y Tributario de la Universidad de Alicante, Elizabeth Gil, señala que a nivel municipal el IBI es el impuesto que ás dinero recauda “como el IRPF para el Gobierno de España”. “Una de las cuestiones que más dudas nos genera a los expertos es que el IRPF ya tiene imputación sobre las rentas inmobiliarias, igual que el IBI, por lo que es un tributo que en muchos casos se estaría pagando dos veces”.

En la ciudad de los rascacielos esta decisión ha venido motivada por diferentes motivos como la subida de precios de las materias primas, que hace que el coste de mantenimiento de los servicios básicos se incremente, la suspensión de las tasas durante la pandemia, que ha mermado las arcas municipales, o la financiación de inversiones a través de prestamos durante los últimos años. La concejala de Hacienda de Benidorm (PP), Aida García, explica que durante los últimos años han empleado más de 24 millones de euros de recursos municipales en ayudas a las ciudadanos y al tejido empresarial. “El momento era ahora, con la elaboración de los presupuestos porque si te dicen que los servicios se van a incrementar en un 20% más para el año que viene hay que tenerlo previsto, igual que las reglas fiscales que no sabemos si cambiarán. Hay mucha incertidumbre”.

Tasa de basura: antes de 2025

Este año la gran novedad en la mayoría de Ayuntamientos en el incremento de la tasa de basuras, aunque esta también tiene varias vertientes. Por una parte, están las subidas que se han dado en ayuntamientos de la Marina Alta y Baja por el incremento del canon del vertedero de El Campello, que incrementa su coste debido a una nueva normativa europea.

Por otra parte, y también debido a una normativa europea y estatal, la otra subida de este recibo obedece al imperativo legal de que para el año 2025 los Ayuntamientos deben cubrir el coste del servicio de recogida de basura con los recibos, sin aportaciones municipales. Ayuntamientos como Benidorm, Altea, La Nucia, Elda, Alcoy o Rojales ya han aprobado subidas que en algunos ha sido de más del 100%.

Es el caso de Elda, donde su alcalde, el socialista Rubén Alfaro, sostiene que se trata de un incremento que se ha realizado “en el mejor momento”. “Necesitamos adaptarnos lo antes posible a la obligación de la ley e ir trabajando en esa eficacia progresivamente. Cuanto más eficientes seamos en la separación y el reciclaje y lo apliquemos lo antes posible menos coste tendrá la tasa para el conjunto de los ciudadanos”.

Y, aunque se trata de una revisión que deben realizar todos los Ayuntamientos, algunos confían en no tener que aplicar ningún incremento, o tan solo algunos mínimos. En este sentido se ha pronunciado el alcalde de Villena (PSOE), Fulgencio Cerdán, que ha explicado que “antes de tomar una decisión, desde el Ayuntamiento queremos hacer nuestras propias cuentas ya que recibimos más de medio millón de euros anuales del consorcio de basuras al disponer en nuestro término municipal de una planta de tratamiento de residuos. Por eso hemos decidido esperar a 2025 para realizar un posible ajuste de la tasa”.

Excepciones a la regla

En la otra cara de la moneda, del todo a la nada, está la ciudad de Elche. El recién estrenado equipo de gobierno compuesto por PP y Vox ha iniciado el camino de lo que será un senda de bajada impositiva que ya anunciaron en campaña electoral. Para el próximo año el ejecutivo municipal ya ha aprobado una rebaja del 1% en el IBI y de un 1,5% en el resto de impuestos municipales.

El concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Elche, Francisco Soler, explica que esta medida ha sido posible gracias a que en estos primeros meses de gobierno han visto que “era posible”. “Esta bajada no va a suponer ningún recorte en partidas relacionadas con la acción social, al contrario, lo que vamos a aplicar es una mejora en la gestión de los recursos porque creemos que hay margen para hacerlo y que la ciudad tiene un gran potencial estratégico en el que creemos”.

Y aunque Elche sería el caso más llamativo, son muchos los municipios de la provincia que mantienen todos sus tributos congelados de cara a 2024. Es el caso de localidades como Xàbia, Alicante, Torrevieja, Orihuela, Villena, El Campello o San Vicente del Raspeig que, por el momento, no esperan aplicar cambios impositivos a sus ciudadanos.

Precisamente, el alcalde del PP de San Vicente del Raspeig, Pachi Pascual, asegura que el Ayuntamiento “vamos a aplicar una política de contención con la congelación de las tasas e impuestos municipales trabajando con criterios de austeridad para evitar que se incrementen las cargas sobre los contribuyentes”.

 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Alicante

Los vecinos del sur de Alicante piden a Transportes incluir el desmantelamiento de las vías

Nadie contenía más la alegría ayer que los residentes de los barrios del sur de Alicante. El anuncio del ministro de Transportes y Movilidad Sostenible, Óscar Puente, de desistir de la electrificación de las vías de San Gabriel y llevar adelante la construcción de la Variante de Torrellano supo a gloria bendita tras años de protesta y tras numerosos sinsabores de lucha vecinal.

Junto a las informaciones de los medios de comunicación, Paz Sotodosos, de la Asociación de San Gabriel y Lorenzo Pérez, de la Asociación Parque del Mar, dos de las voces autorizadas de esta reivindicación, se reunieron el lunes con la secretaria general de Transporte Terrestre, Marta Serrano. El motivo fue explicar la hoja de ruta del Ministerio y atender a las preguntas y dudas.

«Ha prevalecido el sentido común», añade Paz y lógicamente «hemos recibido con alegría que hayan aceptado las alternativas que pusimos para mercancías». Entre los muchos recuerdos que le vienen de estos años atrás, ambos resaltan la gratitud que les invade hacia quienes han ido a las manifestaciones, también hacia quienes les han ayudado y, sobre todo, a los que han dado sentido a esta lucha vecinal. «Ha sido muy duro, porque te dejas vida familiar, personal y salud por el camino», apunta Lorenzo Pérez; pero lo que se iba a hacer era una «aberración».

«Aquel encuentro en el acto del Club INFORMACIÓN fue un punto de inflexión. Nos encontramos con una administración empática y que nos ha escuchado. Fue la reunión más productiva que hemos tenido hasta ahora», resume Paz. Su formación como ingeniera ha sido un punto de apoyo en la defensa del desmantelamiento de las vías y es precisamente ahí, donde los vecinos han puesto ahora su punto de vigilancia.

Por escrito

En el marco del diálogo que se ha abierto con el Ministerio de Transportes, los representantes vecinales sostienen que «hemos trasladado que dentro del proyecto constructivo se incluya un apartado final en el que se recoja el desmantelamiento de las vías y la regeneración de la costa». Tras años de recibir portazos, silencio e impotencia, los vecinos saben que los anuncios deben quedar por escrito para no perder el tren, nunca mejor dicho.

En la actualidad, están a la espera de que se les conteste a las alegaciones presentadas al estudio de la fase 2 del proyecto de conexión ferroviaria entre el aeropuerto y la estación central de tren alicantina. Es lo que se conoce como Variante de Torrellano. Su apuesta significa, a priori, la eliminación de la electrificación de la línea de cercanías que atraviesa todo el litoral sur y que es una barrera natural entre las barriadas del sur de la ciudad y el mar.

«En realidad se trataba de llegar a un consenso sobre el desplazamiento de una balsa de decantación proyectada por la Generalitat Valenciana», explica Sotodosos. Con voluntad por parte del Gobierno de España y el Consell parece que se podrá modificar ligeramente el trazado y llevar el proyecto adelante.

Fuentes de la Conselleria de Medio Ambiente, confirmaron que ya «ese proyecto de modificación lo tenemos estudiado». Desde la Dirección General de Agua, que ahora pasa a depender de Agricultura, tenían claro que había que acometer una adaptación para que el proyecto de la variante no tuviera retrasos..

Ahora, la Federación de Asociaciones del Sur, que presidente Lorenzo Pérez, asegura que mantendrá la vigilancia sobre el proyecto y que estudia convocar una reunión -movlización para informar y celebrar el logro. Esperan que sea la última.

Fuente: Diario Información.

Ana Jover.

 

Continue Reading

Alicante

CIRQUE DU SOLEIL ( Alicante ) 16 de Julio a 01 de septiembre ( Alicante )

Alegría
Bajo la Gran Carpa, Playa San Juan, Alicante, España 16 julio 2024 – 1 septiembre 2024.

Alegría, un clásico del Cirque du Soleil, renace para una nueva era, en la que combina una lucha de poder en un reino sin reyes con la esperanza de los jóvenes. Su música icónica, acrobacias impresionantes, escenarios vibrantes y humor caprichoso crean un espectáculo mágico e inmersivo.

Continue Reading

Alicante

ALMORADÍ ( Alicante )

Almoradí es un municipio de la Comunidad Valenciana. Situado en el sur de la provincia de Alicante, en la comarca de la Vega Baja del Segura. Tiene una población de 21 874 habitantes (INE 2023) y su término municipal es de 42.72 km². Es conocido principalmente por su comercio y producción de muebles, por los productos de su huerta y por los servicios que ofrece. Se trata de un municipio hispanófono, en el que el español cuenta con el predominio lingüístico a nivel legal.

Algunos estudios paleográficos hacen derivar el término «Almoradí» de المُوَلّدين (al-Muwalladín, los muladíes), lugar citado por el geógrafo al-Udri en uno de sus textos,​ y que encaja aproximadamente con la localización de la ciudad.

El término Al-Muwalladín vuelve a ser mencionado en el Llibre del Repartiment de Orihuela, aunque su identificación con Almoradí no ha podido ser documentada arqueológicamente.

En el «Compendio histórico oriolano», escrito entre 1791 y 1816, se hace mención también al topónimo Amarión, nombre que le habría otorgado un legendario rey Brigo al fundar la ciudad el 1196 a. C. También se hace mención a la traducción de Almoradí como «mi voluntad y mi deseo». No obstante, no se ha podido establecer la veracidad de ninguna de estas dos apreciaciones.

Historia
Los romanos son los primeros colonizadores de los que se tiene constancia en el término municipal. En el área de La Julianita se han encontrado fragmentos de época tardo romana e islámica, mientras que en Lo Montaro existió una villa romana.​ Tras la caída del Imperio, fue controlado por los visigodos, y fugazmente por los bizantinos, y finalmente quedaría en control de los musulmanes en virtud del Pacto de Teodomiro.​ En esta época debió llamarse al-Muwalladín y ser una alquería de relativa importancia.

El 30 de noviembre de 1265 Almoradí fue conquistada por Jaime I de Aragón, ya que, según dice la leyenda, la noche anterior se habían visto unas grandes aspas doradas, símbolo de San Andrés, sobre la mezquita.​ Sin embargo, en virtud del tratado de Almizra pasó a depender de la corona de Castilla y, más concretamente, del señorío de Orihuela. Jaime II de Aragón, no obstante, anexionó Orihuela y todo su señorío a la Corona de Aragón dentro del Reino de Valencia. Almoradí logró independizarse ya en 1583, al ser declarada «Universidad» por Felipe II. Así, se constituyó como municipio independiente del que dependían otros municipios actuales como Algorfa (hasta 1798) y Los Montesinos (hasta 1990). Sus sistema de riegos es también independiente desde 1793 de las autoridades oriolanas, y tiene su origen en el azud de Alfeitamí, que se construyó entre 1571 y 1615 y cuyo uso se rige por las Ordenanzas aprobadas el mismo año de 1793. Tras la Guerra de Sucesión se le concedió el título de «Villa Ilustre» por su lealtad a Felipe V.

El 21 de marzo de 1829 el terremoto de Torrevieja asoló la localidad dejando 192 víctimas mortales y numerosos heridos. Este hecho tuvo como consecuencia la creación de una nueva planta urbana de líneas rectas y amplias calles diseñada por el ingeniero José Agustín de Larramendi. Las obras, no obstante, se retrasaron debido a la reticencia de algunos terratenientes de vender las tierras, por lo que las primeras 89 casas no se entregaron hasta octubre de 1830 y la reconstrucción total no tuvo lugar hasta marzo de 1832.​ Entre tanto, se levantaron chozas, barracas y tiendas de campaña para albergar no sólo la población de la ciudad, sino incluso la iglesia.​ Por este motivo, no se conserva ningún edificio anterior a esta época, a pesar de que consiguieron rescatarse algunos elementos importantes de los mismos, como el coro y las campanas de la iglesia.​ En el Diccionario de Madoz (1845-1850) aparece la siguiente descripción de la población, ya de nuevo consolidada y en pleno funcionamiento.

Geografía
Por su ubicación geográfica central en la comarca, se habla de Almoradí como el «corazón de la Vega Baja». Está, de hecho, situado en el centro de la gran llanura aluvial del río Segura, que bordea el casco urbano a poco más de un kilómetro. El relieve es totalmente llano, por lo que las crecidas del río Segura pueden llegar a cubrir la totalidad de su huerta, como fue el caso en 1987. La mayoría del casco urbano, sin embargo, está elevado unos tres metros sobre el nivel de la huerta, lo que lo libra de las inundaciones.​ No obstante, algunas zonas del entorno urbano y sobre todo, las pedanías, se encuentran a la misma altura que la huerta y están, por tanto, expuestas a las inundaciones.

Patrimonio
Gran parte de la ciudad quedó arrasada por el terremoto de 1829, incluida la mayor parte de sus bienes patrimoniales. No obstante, durante los siglos XIX y XX fue posible la reconstrucción y creación de nuevas dotaciones religiosas, culturales y de servicios públicos que hoy forman parte del patrimonio y la identidad de la ciudad. Desde 2008, Almoradí está reconocido como «Municipio turístico» por la Generalidad Valenciana.​ Entre su patrimonio arquitectónico destaca:

Iglesia de San Andrés: es la mayor y principal iglesia católica de Almoradí. Se comenzó a construir a finales de 1829 cerca del lugar de su antecesora, destruida por el terremoto de marzo de ese año. Sufrió diversas ampliaciones y remodelaciones hasta adoptar su forma actual en 1962. Su fachada, flanqueada por dos torres, recuerda al estilo colonial. Conserva elementos patrimoniales significativos, como el órgano (de 1861), las campanas (la más antigua, de 1771), un archivo documental que se inicia en 1541, así como el altar mayor y una importante colección de imágenes religiosas de la década de 1940.​ Está reconocida como Bien de Relevancia Local.​


Teatro Cortés: se construyó en 1908 por iniciativa de Mariano Cortés Práxedes, rico hacendado que pretendía aumentar las dotaciones culturales y sociales de la ciudad. Encargó su construcción al arquitecto Enrique Sánchez Sedeño, autor de otros edificios significativos como el Mercado Central de Alicante. Cerró sus puertas en 1971 por falta de rentabilidad hasta su completo abandono. En 1987, fue adquirido y remodelado por el ayuntamiento. Desde su reapertura en 1988, continúa acogiendo espectáculos de teatro, cine y otros eventos.​


Antiguo hospital: fue diseñado en 1927 por el arquitecto Severiano Sánchez Ballesta y construido en 1929 por el ayuntamiento. Su uso como hospital fue limitado y se utilizó como albergue, prisión, escuela y biblioteca municipal. En la actualidad es la sede del Juzgado de Paz, el Registro Civil, y un espacio cultural polivalente.
Capilla de la calle España: también conocida como Capilla de los Girona, se construyó a partir de 1927 por iniciativa del político y filántropo de la localidad Antonio Girona Ortuño. De estilo neogótico, tenía la función de panteón familiar y ermita dedicada a la Virgen del Carmen, con el fin de asistir los servicios religiosos del antiguo hospital adyacente. En 1998 fue adquirida por el ayuntamiento y reconvertida en un espacio para acoger actos culturales y, principalmente, la celebración de matrimonios civiles.
Casino: casino cultural inaugurado en 1908, apenas unos meses después del Teatro Cortés, como sede de la Sociedad Casino de Almoradí. Pocos años después de su fundación en 1882, la entidad prosperó y su anterior local quedó sin espacio suficiente para sus socios. En 1900 se adquirió el terreno frente a la plaza de la Constitución y comenzaron las obras bajo el mandato del ingeniero Ramón Martínez Domínguez. A finales de la década de 1950 se iniciaron importantes obras de remodelación, que se dieron por concluidas en 1962 y dotaron al edificio de una segunda planta, además de nuevos espacios para televisión, conciertos y conferencias.

Fiestas y ferias
Almoradí celebra su Feria y Fiestas en honor a los «Santicos de la Piedra», San Abdón y San Senén, el 30 de julio. Se trata de diez días de actos que además de considerarse cita indispensable de los propios habitantes, se convierte en el destino de decenas de miles de personas de toda la comarca. Dentro de las mismas, se celebran sus conocidas fiestas de Moros y Cristianos, con 30 años de historia y más 500 festeros, aunque el número de participantes asciende a más de 4000 personas. El 30 de noviembre, con motivo de la festiviad de San Andrés, se celebra el Medio Año Festero de Moros y Cristianos, fecha doblemente importante ya que este es el patrón del municipio.

También existen otras fiestas religiosas como la Semana Santa y las fiestas patronales (El Cristo de las Campanas y la Virgen del Perpetuo Socorro).

Almoradí posee también varias ferias de promoción, organizadas por el ayuntamiento y por las asociaciones del municipio con carácter anual o bianual como son: «Almoradí, Ciudad de Servicios», «Almoradí, Ciudad del Mueble», «Feria del Automóvil» y la «Semana Gastronómica».

 

Continue Reading

Tendencia