Connect with us

Vida Sana

Las dos cosas que deberías hacer para no coger hongos o papilomas si vas a la piscina

Aunque no los veas, están ahí. Y aprovechan cualquier resquicio para introducirse en tu piel y en tus uñas para anidar y reproducirse.

Algo tan tonto (y habitual) como no ponernos las chanclas para caminar por la piscina, ir al baño o a por algo de beber al bar («total, por un momento, no va a pasar nada»), puede convertirse en un engorroso ‘souvenir’ del verano que recordaremos durante el otoño y el invierno.

Porque, más allá de la obviedad de que podemos cortarnos con algún cristal, clavarnos una astilla, darnos un golpe en un dedo o, incluso, pisar una avispa (sí, a mí me ha pasado), no podemos olvidarnos de que hay toda una ‘fauna invisible’ acechante, dispuesta a ‘colonizar’ nuestros desprotegidos pies.

Antes de entrar en esta inquietante materia, Raúl Ramos Blanco, especialista en Biomecánica y Cirugía del Pie de Podoactiva (Olavide, Madrid), nos advierte otra cosa ‘de cajón’ en la que, seguramente, tampoco reparamos (como tantas otras). «No es lo mismo caminar descalzos por nuestra piscina privada de casa, por la de nuestra urbanización o por una pública. Lógicamente, a mayor número de personas, mayor riesgo de portar y contraer infecciones por virus, bacterias y hongos».

A el ‘factor humano’ habría que añadir, señala Ramos Blanco, que se trata de «situaciones en las que el calor y la humedad continuos favorecen el desarrollo de estos gérmenes».

A pesar de que este especialista no es partidario de «prohibir andar descalzo por la piscina, porque no tiene ningún sentido», por lo que sí que aboga es «por adoptar ciertas precauciones».

La primera (también, ‘de cajón’) es proteger físicamente nuestros pies. «Es aconsejable utilizar un calzado diseñado específicamente para la piscina o la playa. Y, cuando digo diseñado específicamente, me refiero a que, al estar ideado solo para andar por la piscina, no debería de usarse para pasear o ir de compras».

¿Por qué esas aparentemente inofensivas chanclas son tan malas para la salud de nuestros pies? Ramos Blanco lo explica. «Este tipo de calzado, que sólo ofrece sujeción mediante una tira que discurre entre el primer y el segundo dedo, ‘conectando’ ambos laterales de la suela, provoca una alteración en la biomecánica del pie».

¿Esto qué quiere decir? «Al caminar, se produce una contracción involuntaria de diferentes grupos musculares con el fin de sujetarlo y no perderlo a cada paso». A este efecto ‘garra’ que se produce al encoger los dedos, hay que sumar «la inestabilidad propia que condiciona el diseño del mismo, ya que el pie queda muy expuesto a las irregularidades del terreno que pisamos». Además «suelen ser excesivamente planas y excesivamente delgadas a nivel de la suela, algo que tampoco es recomendable».

El tema se las traer porque no estamos jugando lesiones como «tendinopatías de la musculatura extensora, esguinces, metatarsalgias, fascitis plantar, etc». Todo bastante incómodo y, sobre todo, doloroso.

Lo suyo, entonces, sería ponernos las chanclas (o similares) «para acceder a las zonas de baño y llevarlas hasta el mismo borde de la piscina para que, tras el chapuzón, nos las volvamos a poner, evitando en la mayor medida de lo posible, el contacto directo de nuestra piel con el suelo».

HONGOS Y VIRUS

Aunque dé cierto repelús hablar del tema, nos conviene saber qué es lo que nos jugamos: «Las infecciones más frecuentes son por hongos, que producen dermatomicosis (en la piel) u onicomicosis (uñas) o por virus, especialmente, el del papiloma humano. Siempre se originan por contacto directo, porque hemos estado caminando descalzos por una superficie o nos hemos introducido en un agua estancada por las que, previamente, ha pasado una persona que padecía alguno de esos tipos de infección».

Sin embargo, «el contagio no se produce simplemente por el hecho de ‘pasar por allí. El hongo tiene que introducirse por lo que se denomina una solución de continuidad en la piel, una abrasión, una pequeña heridita…». Tal y como explica este especialista, «los gérmenes aprovechan estas lesiones cutáneas, prácticamente imperceptibles a simple vista y que se producen en las zonas que entran en contacto con el suelo (talón, dedos, etc), para introducirse en nuestro organismo, anidar y reproducirse». Es decir, «si la piel está sana, sin roces e intacta no hay posibilidades de que esto pase».

Por eso, además de llevar siempre un calzado adecuado, es esencial que cumplamos con un sencillo ritual una vez finalizada la jornada de piscina. «Para evitar todo esto, es imprescindible que todos los días nos duchemos para eliminar cualquier posible ‘resto’ no deseado y apliquemos algún tipo de gel o crema desinfectante de la piel que, sin llegar a ser tratamientos específicos para hongos, nos ayuden a prevenir la formación o desarrollo de estos gérmenes». Lo dicho, que eso que por ‘ese momento’ por el que, a nuestro ver, ‘no va a pasar nada’, nos puede complicar el regreso a casa.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Vida Sana

Diez consejos para cuidarte y llevar una vida sana

Un estilo de vida saludable, trabajar la autoestima, la motivación y aprender a vivir en el presente son algunas de las claves para disfrutar de una vida donde el bienestar físico y el emocional vayan de la mano. Con motivo del Día Internacional de la Salud, te ofrecemos diez tips para vivir mejor.

Trabajar para mejorar la salud de las personas y crear entornos saludables son dos de los pilares de la labor de Cruz Roja. El pasado 7 de abril se celebró el Día Mundial de la Salud con el objetivo de concienciar a la población sobre la necesidad de llevar una vida sana. Una fecha que nos recuerda que la salud es un derecho básico y universal y que la atención sanitaria de calidad debe ser accesible en todas las regiones del mundo, especialmente en la población de escasos recursos.

Desde Cruz Roja se invita a toda la población a utilizar todos los recursos que tiene a su disposición en abierto y gratuitamente en su web, donde se pueden encontrar desde consejos para promover hábitos saludables y prevenir enfermedades, la web de alimentación consciente con consejos para una alimentación saludable y sostenible, el multicanal de Info Prevención de VIH, ITS y TBC con información útil y actualizada de VIH y otras enfermedades infecciosas, y la línea de apoyo psicosocial Cruz Roja te Escucha (900 107 917).

Para reforzar esta idea del autocuidado, Cruz Roja ha desarrollados 10 consejo de autocuidado:

¡MANTÉN UN ESTILO DE VIDA ACTIVO!
Un estilo de vida activo es muy beneficioso tanto para nuestra salud física como para nuestra salud mental. El ejercicio desencadena una respuesta química que mejora nuestro estado de ánimo.

CUIDA TU ALIMENTACIÓN Y DESCANSO
Una alimentación sana y equilibrada mejora nuestra salud general y, por tanto, nuestra salud mental. Cuida también tus hábitos de descanso: una mala higiene del sueño nos produce cansancio y perjudica notablemente nuestra salud emocional.

REDUCE EL CONSUMO DE SUSTANCIAS
Un consumo frecuente de ciertas sustancias puede acarrear problemas de salud y, en muchos casos, provocar trastornos depresivos. Evita o reduce el consumo de tabaco, alcohol y otras drogas.

VIGILA TU NIVEL DE ESTRÉS
El ritmo de vida estresante al que muchas personas se enfrentan cada día repercute mucho en nuestra salud mental. Muchas veces, los trastornos depresivos vienen precedidos de un estilo de vida estresante que nos mantiene en un estado alto de ansiedad.

¡RELACIÓNATE!
Rodearnos de nuestros seres queridos es uno de los grandes factores de protección para la depresión. Vivir encuentros sociales afectuosos, agradables y divertidos mejorarán nuestro estado de ánimo.

REALIZA ACTIVIDADES AGRADABLES
Dedicar tiempo al ocio y a nuestras aficiones es imprescindible para cuidar nuestra salud mental. Este tipo de actividades nos motivan y nos alejan de los factores asociados con la depresión.

TRABAJA TU AUTOESTIMA
Reduce las comparaciones con otras personas y aléjate del desgaste que supone tratar de contentar a los demás durante todo el tiempo. Acepta tus errores y abraza tus logros y virtudes.

VIVE EN EL PRESENTE
Vivir mentalmente en el pasado o el futuro solo nos crea malestar psicológico. Aléjate de las preocupaciones irracionales y trata de aprender a vivir con la incertidumbre y a desarrollar una actitud positiva frente al cambio.

¡MOTIVATE!
Los propósitos vitales repercuten muy positivamente en nuestra salud mental. Es importante que los objetivos que nos marquemos sean realistas y alcanzables, para evitar frustraciones innecesarias.

DESARROLLA TU INTELIGENCIA EMOCIONAL
Una de las vías para alcanzar un equilibrio psicológico es mediante la adecuada gestión emocional. Aprender a identificar qué emociones sentimos, cómo las expresamos y regulamos, es fundamental para prevenir la depresión.

Fuente: Cruz roja.

Continue Reading

Vida Sana

Los frutos secos son considerados como un “extra” dentro de la dieta.

Las propiedades de los frutos secos

Los frutos secos están constituidos por una gran variedad de productos vegetales, desde las nueces hasta los anacardos. Algunos de esos productos son propios estas latitudes, como las avellanas, semillas de girasol o almendras, mientras que otros son más bien considerados exóticos, como los pistachos.

La mayor parte de los frutos secos tienen un contenido rico en minerales. Entre esos minerales destaca el potasio, magnesio, calcio y fósforo. Además, contienen abundantes oligoelementos, como el selenio o el zinc.

Por otro lado, también aportan muchas calorías, debido a que contienen grasas en abundancia, aunque en cierta forma, además, contienen proteínas. Esas grasas no son del todo perjudiciales, ya que predominan las insaturadas, muy presentes en aquellas de origen vegetal, entre las que se incluyen ácidos grasos beneficiosos.

En relación con ese contenido de grasas “sanas” que influyen de forma positiva sobre el perfil lipídico y, además, de otros ácidos grasos también adecuados, se ha llegado a defender su consumo razonable para ayudar a controlar los niveles de colesterol.

Además, se recomienda la ingesta de frutos secos en personas con problemas nutricionales o que presentan intolerancia a determinados alimentos, con riesgo de presentar déficit en algún mineral esencial (calcio, fósforo). Por último, debido a su alto contenido en fibra, se recomienda su consumo en personas con tendencia al estreñimiento.

Únicamente, hay que tener cierta precaución a la hora de elegir el fruto seco y de tener cuidado con la sal que muchas veces se les añade y que exagera excesivamente el aporte de sodio, lo cual puede producir problemas de salud (tensión arterial, etc…).

Además, habitualmente son de difícil digestión, con lo cual un abuso puede originar trastornos digestivos, como sensación de pesadez, mala digestión o incluso meteorismo y flatulencia.

 

 

 

Continue Reading

Vida Sana

LOS  MARISCOS MÁS SALUDABLES.

Los mejores mariscos son las almejas, las ostras y algunos crustáceos como los langostinos y las gambas.

Los mariscos son animales marinos invertebrados especialmente los crustáceos y moluscos. Carecen de escamas, esqueleto interno y aletas.

Los mariscos más saludables se clasifican fundamentalmente en dos grupos principales:

CRUSTÁCEOS :
Forman una clase zoológica que pertenece al tipo phylum de los artrópodos de los cuales se conocen 25.000 especies.

Las especies más conocidas son la gamba, el langostino, la langosta, el cangrejo de río, el bogavante y la cigala.

Su esqueleto externo está formado por un caparazón de quitina.

Tienen 5 pares de extremidades, el primer par son unas pinzas con las que desgarran los cuerpos vivos o cadáveres de otros seres marinos.

El cuerpo está segmentado en varios anillos. Su carne es rica en aminoácidos libres.

Habitan en las desembocaduras de los ríos y en la costa.

MOLUSCOS:
Forman un tipo o phylum que abarca a 7 clases de las cuales solo 3 tienen interés alimentario.

Se conocen 3 grupos:

Cefalópodos: son moluscos carnosos como la sepia, el calamar y el pulpo, cuya carne es rica en tejido conjuntivo.

Contienen de 8 a 10 extremidades que salen de sus cabezas y con las que capturan a sus presas.

Son grandes carnívoros depredadores y se alimentan de animales muertos.

Bivalvos: son el mejillón, las ostras, las almejas y otros cuyo contenido comestible se halla encerrado en una concha formada por 2 valvas. Se llaman también lamelibranquios. Carecen de motilidad y se alimentan filtrando el agua del mar.

Gasterópodos: son los caracoles terrestres y acuáticos cuya carne es indigesta.

LOS MARISCOS MÁS SALUDABLES:
La composición nutritiva del marisco es:
Proteínas que constituyen el 5 y 20% de la parte comestible. El músculo del marisco tiene más tejido conectivo que el del pescado con lo cual su digestión resulta más difícil. Las proteínas de los crustáceos son completas y la de los moluscos son deficitarias en metionina y lisina. Los crustáceos contienen muchos aminoácidos libres.

Son ricos en  glucógeno los moluscos.

Grasas de las cuales el marisco contiene el 1- 8% de las grasas, algo menos que el pescado y son ricos en ácidos grasos omega-3.

Vitaminas: los moluscos contienen la A, B, C y D. Las almejas y las ostras contienen abundante vitamina B12.

Minerales: Las almejas, berberechos y chirlas son ricas en hierro de fácil absorción y zinc.

Sus inconvenientes son:
Fácil descomposición, hay que conservarlos congelados en las neveras.

Si se consumen en malas condiciones o deteriorados pueden provocar infecciones tipo gastroenteritis por salmonellas, virus de la hepatitis A y C y Vibrio chollerae.

Algunos mariscos como las gambas y los calamares provocan alergias en personas sensibles.

Son de difícil digestión por su contenido en colágeno que se hace resistente a los jugos gástricos.

Las personas con niveles altos de colesterol y ácido úrico deberán reducir su consumo.

En estas fiestas navideñas el marisco es un protagonista de nuestra mesa y considero los mejores mariscos.

Las almejas y berberechos
Las ostras y las vieiras.
Los langostinos y las gambas.
ALMEJAS Y BERBERECHOS:
Las almejas y sobre todo los berberechos son los alimentos más ricos en hierro. Si los consumimos 2 veces por semana cubren todas nuestras necesidades orgánicas de hierro. También son ricas en ácidos grasos omega 3 que contrarestan los niveles altos de colesterol plasmático y benefician a nuestro corazón. Son ricas en vitamina B12 , estando indicadas en personas con anemia perniciosa por déficit de vitamina B12.

Ciertamente las personas que padecen anemia ferropénica, enfermedades del corazón, aterosclerosis y niveles sanguíneos altos de colesterol deberán consumirlas más a menudo.

Se pueden consumir cocidas o guisadas a la marinera , con arroz, pescados, pasta , legumbres como fabes con almejas y patatas guisadas con almejas.

OSTRAS Y VIEIRAS:
Las ostras son ricas en ácidos grasos omega-3 que son beneficiosas para nuestro corazón y para contrarrestar los niveles elevados de colesterol plasmático y sus consecutivas placas de ateroma. Contienen niveles elevados de zinc que potencian nuestro sistema inmunológico. Son ricas en  una sustancia llamada elastina que reviene la aparición de arrugas en la piel.

Se componen de una alta concentración de hierro que ayuda a prevenir las anemias y  también de calcio y fósforo que mantienen sanos los huesos.

Se suelen comer cocidas y es un plato muy sabroso y apreciado.

LANGOSTINOS Y GAMBAS:
Las gambas y los langostinos son ricos en proteínas de alto valor biológico y también en sales minerales como potasio, calcio, sodio, yodo y magnesio que aportan beneficios a nuestro cuerpo.

Son ricos en vitaminas B3 que participa en el aprovechamiento de la energía que nos proporcionan las proteínas, carbohidratos y grasas asi como en la produción de las hormonas sexuales y en la sintesis de glucógeno.

Contienen vitamina B12 que interviene en la maduración de los glóbulos rojos y también de las neuronas .

Vitamina B9 muy importante para las mujeres que deseen quedarse embarazadas por sus efectos beneficiosos sobre la formación del sistema nervioso y la columna vertebral del feto.

Su contenido en vitamina E que es muy beneficiosa por sus efectos antioxidantes.

Son bajos en grasas y calorías estando indicado su consumo en regímenes de adelgazamiento.

Los langostinos no se pueden consumir con mucha frecuencia porque contienen cantidades altas de colesterol , ácido úrico y sodio. Por consiguiente las personas enfermas del corazón y los hipertensos deberán moderar su consumo.

Deben consumirse muy frescos porque se deterioran con facilidad dando lugar a cuadros de gastroenteritis. Se deben refrigerar en el congelador y se pueden conservar bien un día en la nevera.

 

Continue Reading

Tendencia