Connect with us

Cocina

Cómo hacer pepinillos en vinagre

¿Quieres hacer tus propios pepinos en conserva? Hoy te enseño como debes hacerlo para que puedas acompañar tus hamburguesas, ensaladas, bocatas con unos deliciosos pepinos en conserva caseros durante todo el año. Elaborarlo es muy fácil, rápido y con pocos ingredientes conseguirás unos pepinillos en vinagre espectaculares.

Las conservas además de ser muy socorridas, aguantan bastante tiempo si las haces de la manera correcta. Pepinos, alcachofas, tomates, fruta, podemos disfrutar de ellas todo el año, bien en conservas saladas o dulces como las mermeladas. No hay nada más placentero que tener tu despensa llena de conservas. Cada ingrediente tiene su temporada óptima, además de ahorrarte dinerito ya que su precio es mucho más bajo. Por ello debemos aprovechar para hacer las conservas que más nos gustan. En verano por ejemplo yo aprovecho para hacer mi tomate casero en conserva, además de los pepinillos en vinagre, melocotones en almíbar. Durante el año y aprovechando la fruta de cada temporada hago mermeladas como esta de calabaza o la de tomate que me alegran desayunos y acompañamiento para quesos o carnes.

Hacer los pepinillos como he dicho anteriormente es bastante sencillo, ingredientes de calidad, lo más frescos posible y seguir los pasos tal y como te voy a indicar en la receta y esta vez acompañado de video. Otro punto importante es la conservación para esto deberás seguir los siguientes pasos:

  1. Pon a hervir en abundante agua los botes con sus tapas durante 5-10 minutos, seca y reserva hasta tener lista tu conserva.
  2. Una vez tenemos nuestros pepinillos acabados metemos en los botes, tapamos y ponemos en una olla o cazo y llenamos de agua hasta el borde de la tapa sin llegar a cubrir. Puedes poner en el fondo un trapo para evitar que durante la cocción se rompa. Lo tendremos al baño maría durante media hora aproximadamente. Si decides ponerlo en olla rápida sigue los mismos pasos y deja 15 minutos desde que comienza al salir el vapor por la válvula.
  3. Una vez pasado este tiempo sacamos dejamos enfriar y lo guardamos en la despensa o un lugar fresco.
  4. De esta manera se conservarán perfectamente varios meses, una vez que los abras consérvalos en el frigorífico.Ingredientes para los pepinos en vinagre
    • 2-3 Pepinos pequeños
    • 250ml de vinagre de vino
    • 250ml de agua
    • 1 cucharada de semillas de mostaza
    • 1 hoja de laurel
    • 4 cucharadas de sal (algo más para los pepinos)
    • 1/2 cucharadita de cúrcuma
    • 2 cucharadas de pimienta en grano, roja y negra
    • Tomillo

    Elaboración

    1. Lavamos muy bien nuestros pepinos y damos con un cepillo para quitar cualquier resto de tierra o suciedad.
    2. Cortamos en tiras o rodajas y lo ponemos en un colador junto a un puñado de sal, removemos y reservamos para que vaya soltando el pepino toda el agua.
    3. En un cazo ponemos el vinagre, el agua, las semillas de mostaza, la cúrcuma, la hoja de laurel, la sal, la pimienta dejamos que hierva por unos minutos todo y reservamos.
    4. Vamos colocando los pepinos en los botes ya esterilizados, colocamos rellenando bien de manera ordenada para que entre lo máximo posible. Dejamos libre al menos 2cm por debajo de la tapa.
    5. Una vez colocados los pepinos en los botes añadimos el líquido e incorporamos el tomillo.
    6. Cerramos y procedemos a ponerlos al baño maría para su perfecta conservación.
    7. Si los vas a consumir pronto este paso puedes saltártelo, pero si haces mucha cantidad es la mejor manera de conservarlos y tener tus pepinillos en conserva todo el año.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cocina

Tortitas de patata con aguacate y huevo poché

Mira de qué forma más fácil y con ingredientes económicos y que tienes por casa puedes preparar una cena estupenda, completa y vistosa.

Para las tortitas, la única dificultad es rallar la patata y darles forma planita.

 

Ingredientes
4 patatas
4 huevos
2 cucharadas de vinagre
2 aguacates
Tallos de cebollino
Aceite de oliva
Pimienta
Sal

Cómo hacer tortitas de patata con aguacate y huevo poché

1. Ralla las patatas
Pela las patatas, lávalas con agua fría y sécalas con papel absorbente de cocina. Pásalas por un rallador de orificios gruesos y disponlas en un cuenco.

2. Forma las tortitas
Condiméntalas con una pizca de sal y de pimienta recién molida, y mezcla. Toma cuatro porciones de patata rallada y aplástalas con la palma de las manos para formar unas tortitas.
3. Fríelas y retira
Calienta un fondo de aceite en una sartén, añade una tortita y fríela, unos 2 minutos por cada lado, hasta que se dore. Retírala con una espátula y déjala escurrir en un plato forrado con papel absorbente. Repite la operación con las tortitas que quedan.

4. Calienta el agua
Pon al fuego una cazuela con abundante agua, una pizca de sal y el vinagre, y lleva a ebullición. Baja la intensidad de la llama para mantener un hervor suave y haz un remolino en el agua, removiendo con una cuchara de madera.
5. Haz los huevos poché
Incorpora los huevos con cuidado, de uno en uno, y cuécelos 3 minutos. Retíralos con una espumadera, escurriéndolos bien, y colócalos en una fuente.

6. Parte el aguacate
Parte los aguacates por la mitad, retira el hueso y córtalos en láminas. Lava el cebollino, deja unos tallos enteros y pica el resto.

7. Decora y sirve
Distribuye las tortitas en 4 platos y dispón encima el aguacate. Corona con los huevos poché y hazles un corte. Espolvorea con sal y pimienta recién molida, decora con el cebollino y sirve enseguida.

Continue Reading

Cocina

Roscón de Reyes tradicional (con los consejos de Eva Arguiñano)

Cuando ya se acerca el final de las celebraciones navideñas, hay un dulce que se ha unido a la tradición de los dulces de estas fechas: el roscón de Reyes. La forma más común de prepararlo es con relleno de mazapán, pero queda a la elección del gusto de la casa. No puede faltar dentro una pequeña haba, que haría pagar el roscón al que le tocara, pero en este caso, si lo preparas tú, puedes ponerle un precio simbólico… Y también puedes colocar la figurita que hace que se corone como rey a uno de los comensales. Un buen regalo para el día de Reyes.

Una de las tradiciones navideñas más esperadas es el tradicional roscón de Reyes, ese bizcocho redondeado relleno (o no) de nata montada y decorado con deliciosos trocitos de fruta escarchada.

Sin ninguna duda, el que más nos gusta es el roscón de Reyes de toda la vida con la figurita de la suerte escondida entre la masa.

Para que tu roscón de este año sea todo un éxito, te proponemos seguir los consejos de la repostera Eva Arguiñano.

Para 4 personas
Ingredientes:
  • 400 gramos de harina de fuerza
  • 20 gramos de levadura fresca de panadero
  • 2 huevos
  • 100 gramos de azúcar
  • 70 gramos de mantequilla
  • 3 cucharadas de leche
  • 100 mililitros de agua
  • 25 mililitros de agua de azahar
  • 1 cucharada de ron blanco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pizca de sal
  • Azúcar perlado
  • Frutas escarchadas
PASO A PASO
    1. Prepara la masa

      Vierte la harina en un bol, desmenuza la levadura y agrégala a la harina. Añade una pizca de sal, el azúcar, y el huevo, y mezcla bien todos los ingredientes. En un cuenco aparte, mezcla la leche con el ron, el agua, y el agua de azahar, y agrégalos a la masa. Mezcla nuevamente la masa e incorpora la mantequilla ablandada mientras amasas con las varillas eléctricas hasta obtener una masa consistente.

    2. Trabaja la masa

      Coloca la masa en la encimera, y trabájala con las manos o una espátula de silicona. Vuelve a colocar la masa en un cuenco, y cúbrela con film transparente para dejarla fermentar a temperatura ambiente 1 hora y media hasta que doble su volumen.

    3. Forma el roscón

      Forra la bandeja del horno con papel sulfurizado, y dale forma al rosco ayudándote de las manos. Para hacer el hueco en el centro, engrasa un bol pequeño, y corta la masa en la parte del agujero. Cubre la masa nuevamente, y deja que repose otros 40 minutos. Precalienta el horno a 170ºC.

    4. Hornea el roscón

      Introduce una figurita en la masa, unta toda la superficie con huevo batido, y reparte por encima las frutas escarchadas en trocitos. Espolvorea el roscón con el azúcar perlado, y hornea 5 minutos. Sube la temperatura del horno a 190ºC y vuelve a hornear el roscón otros 15 minutos.

 

Continue Reading

Cocina

Gambas al ajillo, receta de la abuela facilísima

Las gambas al ajillo son un plato tradicional de nuestro país que suele preparase en días festivos y presentarse como entrante o aperitivo. Con unas gambas frescas de buena calidad el resultado es extraordinario y el proceso facilísimo de hacer. Solo tenemos que controlar el punto de cocción de las gambas para que no queden resecas.

Hay muchas formas de preparar las gambas al ajillo, para nuestra receta hemos utilizado gambones con un tamaño más bien grande y una carne jugosa para presentar en porciones individuales. Puedes usar también gamba roja o blanca, aunque los gambones son más económicos y también quedan deliciosos.

Cómo hacer gambas al ajillo, receta de la abuela facilísima

1. Prepara las gambas

Pela las gambas. Guarda las cabezas y las pieles si quieres aprovecharlas para hacer un caldo con ellas y usarlo en otras recetas. Haz un corte superficial en el lomo de cada gamba, con la punta del cuchillo saca el intestino y tira de el para quitarlo y desecharlo.

1. Prepara las gambas

2. Lamina los ajos

Pela 8-10 dientes de ajo y córtalos en láminas finas. Vierte abundante aceite de oliva en una sartén o cazo grande.

2. Lamina los ajos

3. Dora el ajo y la guindilla

Agrega el ajo y la guindilla al aceite, remueve y calienta a fuego bajo unos 10-15 minutos para dorar el ajo (vigilando que no se queme) y aromatizar el aceite.

3. Dora el ajo y la guindilla

4. Fríe las gambas

Fríe las gambas por tandas, 5-6 gambas cada vez para que no baje la temperatura del aceite y queden crujientes por fuera y tiernas por dentro. Solo tienes que freírlas unos segundos por cada lado, dependiendo del tamaño pero con 20-30 segundos será más que suficiente. Salpimienta al gusto y retira las gambas del aceite hasta acabar con todas las gambas.

4. Fríe las gambas

5. Emplata y sirve

Si vas a servirlas en platos (tienen que ser un poco hondos) o cazuelitas individuales pon primero una cama de aceite con ajo, encima las gambas que consideres para cada persona y finalmente báñalas con más aceite.

Continue Reading

Tendencia