Connect with us

Alicante

Mazón seguirá adelante con las obras del Instituto de la Memoria Democrática

La llegada del PP y Vox al Consell levantó algunas dudas sobre el futuro tratamiento de algunos temas que para el Botànic eran prioritarios. Uno de ellos era la Memoria Histórica y todos los proyectos iniciados por un área que dirigía Unides Podem. En el listado, estaban desde las exhumaciones hasta actuaciones más simbólicas como la puesta en funcionamiento de un centro (Instituto Valenciano de la Memoria Democrática, los Derechos Humanos y las Libertades Públicas) en el antiguo edificio de Sanidad Exterior como espacio de carácter cultural y didáctico para el impulso, difusión y divulgación de la memoria democrática, además de como centro de documentación.

Durante la semana, el presidente de la Generalitat Valenciana, Carlos Mazón, quiso lanzar un mensaje claro de que todo continuaría adelante. En ese todo, fuentes de Presidencia confirman que está incluida las obras que se adjudicaron en abril y que tenían una duración de ocho meses y se remitieron a las palabras del jefe del Consell en las que indicó que nada se paralizaría.

Si bien es cierto que no se han dado más detalles, el jefe del Ejecutivo ha respondido sin ambigüedades a las cuestiones más polémicas y se ha anticipado a alguna de las peticiones que esta misma semana le lanzaba la Comisión Cívica de Alicante para la Recuperación de la Memoria Histórica. El colectivo, por un lado, vio con «satisfacción que el president haya recalcado que su ejecutivo buscará el máximo consenso para dar una nueva orientación al Área de Memoria Democrática» y, por otra, mostró su preocupación por las dudas que le generaban que se quisiera cambiar la hoja de ruta en referencia a las declaraciones de Mazón sobre «marcar distancias con el anterior gobierno autonómico».

Así, la comisión ha puntualizado que «la subvenciones a la que hizo referencia» el presidente de la Generalitat «fueron solicitadas por asociaciones memorialistas, por distintos ayuntamientos de la provincia y por el propio Ayuntamiento de Alicante en 2021, siendo él mismo concejal del Partido Popular, que entonces gobernaba en el consistorio alicantino». Además, indicaron que «justamente» se pidieron «para llevar a cabo las exhumaciones pendientes en las fosas comunes del Cuadro 12 del Cementerio de Alicante» y por la que recibieron una subvención de un total de 224.532 euros, que supone el 85% de lo solicitado.

La anterior ficha técnica

El diseño del proyecto estaba concebido para que el Instituto contara con un espacio expositivo y otro documental. También para que albergara una plantilla de quince personas.

El edificio, cedido por la Autoridad Portuaria de Alicante, cuenta con 90 años de antigüedad y el Botànic lo propuso, en parte, por su ubicación en el puerto, punto desde el que partió el Stanbrook, un buque mercante que llevó a cabo la última evacuación de refugiados republicanos del puerto alicantino el 28 de marzo de 1939, cuatro días antes del final de la Guerra Civil Española.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Alicante

El espíritu de Elvis, en la cárcel de Valladolid

El espíritu de Elvis Presley vive unos días en la Prisión Provincial de Valladolid a través de cerca de medio millar de piezas de coleccionista que se exhiben en el salón de actos del centro penitenciario, destinadas a los reclusos en el ámbito de la inserción cultural.

El artífice de la iniciativa es Goyo, quien prefiere identificarse solo así al asegurar que todo el mundo le conoce por su nombre de pila; que en la actualidad tiene 60 años y que comenzó a hacerse con piezas vinculadas con el ‘mundo Elvis’ hace 45 años.

Desde entonces, empezó a atesorar una colección particular con unos 1.600 objetos vinculados con el artista, parte de ellos expuestos en la muestra de la cárcel vallisoletana, que Goyo ha ofrecido de manera altruista para mostrarlos en este recinto.

El impulsor de la iniciativa recuerda a la Agencia EFE cómo su afición se gestó cuando sus padres le regalaron una guitarra del año 1972, que está restaurada y se expone en la actualidad, tras lo que la música del apodado como «Rey del Rock and roll» comenzó a difundirse de manera más generalizada en España, lo que motivó que le entrara «el gusanillo» al escuchar una primera canción.

Guitarras, sellos, discos, monedas conmemorativas y pañuelos figuran entre las piezas que componen la exposición, parte de ellas procedentes de los viajes que Goyo realizó a Menphis, Tennessee, donde el genial cantante falleció el 16 de agosto de 1977 a los 42 años.

Un vinilo del 1956

La pieza más antigua es un vinilo del año 56, adquirida en el Club de Elvis España de Barcelona hace unos diez años, mientras las más modernas son un tipo de estatuas de cartón pluma y en concreto un cuadro elaborado con la técnica «punta de diamante» con el que se hizo unos cuatro meses atrás.

En tres ocasiones ha viajado Goyo a Menphis y fue en la última cuando consiguió dos guitarras, «réplicas exactas» de las de Elvis – se trata de réplicas ya que la última original subastada llegó a costar el poco alcanzable precio para la mayoría de tres millones de dólares-.

Pañuelos para los fans

Los pañuelos que los internos pueden observar en el salón de actos tienen que ver con la última etapa del intérprete de ‘Love Me Tender’, quien acostumbraba entonces a tirarlos a sus fans.

Los que se exhiben en la prisión los consiguió Goyo siguiendo a «artistas tributo», uno de los cuales, del Circo del Sol, se lanzó en Las Vegas.

Entre los elementos que pueden llamar más la atención de los espectadores de la muestra se encuentra una fotografía enmarcada, autografiada por los músicos que acompañaron a Elvis en la década de los 70.

La intención de Goyo con esta exposición se centra en compartir con los demás una afición con la que él disfruta y que quiere que también deleite a los reclusos que deseen contemplarla.

Continue Reading

Alicante

El Marq supera por primera vez los 300.000 visitantes anuales

El Museo Arqueológico Provincial de Alicante (Marq) ha registrado a lo largo del recién terminado año 2023 la visita de 300.271 personas, la cifra más alta de su historia, según han asegurado este domingo fuentes de la Diputación, titular del recinto. El presidente de la institución, Toni Pérez, considera «extraordinarios» estos resultados y destaca el esfuerzo y la dedicación de todo el personal del museo. «Un año más, ha conseguido ofrecer una propuesta cultural amplia, atractiva y de primer nivel», señala.

La exposición temporal internacional «El legado de las Dinastías Qin y Han, China. Los Guerreros de Terracota de Xi’an» ha sido la principal protagonista de este 2023, añaden las mismas fuentes. Desde su inauguración el pasado mes de marzo ha congregado a 245.306 personas, convirtiéndose en la muestra temporal más visitada en la historia del Marq. Asimismo, a estas cifras ha contribuido también la extensa y variada programación llevada a cabo tanto en el museo como en sus monumentos y yacimientos arqueológicos, y que ha incluido actividades infantiles, conferencias, visitas teatralizadas o recorridos guiados, entre otras propuestas.

En este sentido, el presidente de la Diputación incide en que «los éxitos del Marq no se pueden medir sólo por su número de visitantes», sino que «su papel como dinamizador cultural de nuestra provincia va mucho más allá», al tiempo que reitera la satisfacción por «contar con una respuesta de público tan amplia». Por meses, agosto, noviembre, julio, diciembre y junio han sido, por este orden, los que han congregado una mayor afluencia, con registros superiores a las 25.000 personas. Asimismo, se espera que este mes de enero sea también un éxito de público, coincidiendo con la clausura de la exposición de » Los Guerreros de Xi’an » el próximo domingo día 28.

Por otro lado, los yacimientos y monumentos que se integran en la red de gestión del Marq han alcanzado también registros de afluencia muy significativos a lo largo de 2023, explican las mismas fuentes. La Illeta dels Banyets, en El Campello, ha cerrado el año con 16.549 visitas, y el Tossal de Manises, en Alicante, ha recibido 10.422 personas. A distancia de estos dos yacimientos se encuentran la Torre de Almudaina, el Pla de Petracos de Castell de Castells y la Cova de l’Or de Beniarrés, con 1.604, 843 y 727 visitantes, respectivamente.

Pérez apunta también que «si a estos datos les sumamos los obtenidos en las muestras itinerantes que han recorrido el territorio provincial y nacional, estaríamos hablando de unas cifras superiores al medio millón de visitantes». Entre ellas cita la recientemente inaugurada exposición «Ídolos. Miradas Milenarias», que se exhibe en el Museo de Huelva.

 

Continue Reading

Alicante

Alicante, una ciudad con dos castillos… pero en distinto estado de forma

No solo los padres tienen favoritos. Mientras el castillo de Santa Bárbara ha cerrado el 2023 con un récord absoluto de visitantes (después de privatizar el Ayuntamiento su gestión), el de San Fernando comienza el nuevo año acumulando quejas vecinales por su deficiente estado de conservación y múltiples carencias en materia de limpieza.

Ambas fortalezas son símbolos indiscutibles de la capital de la provincia, enclaves que destacan por su importancia histórico-cultural para la ciudad y que, actualmente, no gozan del mismo estado de forma. Más de 800.000 personas visitaron el castillo de Santa Bárbara el pasado año, un aumento del 14% con respecto al primer año de gestión privada y que ha duplicado las expectativas iniciales del Ayuntamiento cuando se adjudicó el servicio, que cuesta en torno a 780.000 euros al año y que preveía atraer a unos 400.000 visitantes anuales.

Sin embargo, a pocos kilómetros, la situación es bien distinta. El «hermano menor» no puede alardear de la misma salud. Grafitis, maleza que invade las zonas de paso de la fortaleza, restos de botellón… son solo algunas de las críticas recurrentes de los vecinos y visitantes del castillo de San Fernando. Un Bien de Interés Cultural (reconocido como tal desde el año 2001) en el que sí se han llevado a cabo diversos trabajos de rehabilitación (aunque todavía quedan fases pendientes) pero en el que no se ha puesto esmero en proteger las diferentes actuaciones ejecutadas.

En el año 2019, la última Junta de Gobierno Local antes de las elecciones municipales (entonces ya dirigida por el popular Luis Barcala), aprobó una inversión de 1,1 millones de euros para diferentes obras con el objetivo de mejorar la imagen del baluarte, previstas por el extinto tripartito de izquierdas. En esta primera fase se contemplaba la actualización de los accesos a la fortaleza, la recuperación tanto de las terrazas como del torreón-mirador y la instalación de sistemas eficientes de alumbrado y riego.

Posteriormente, en 2021, ya con el bipartito de PP y Cs al frente del Ayuntamiento, se aprobaron las obras de la nueva pasarela exterior de acceso, con un presupuesto de más de 260.000 euros. Un proyecto que se llevó a cabo acumulando varios meses de retraso y un sobrecoste del 19,67% del importe previsto inicialmente, rozando el máximo del 20% que permite la ley. Este gobierno también impulsó un reparto de las competencias relativas a las fortalezas desde el que Turismo asume la gestión y Cultura, la conservación (al tratarse de bienes protegidos). Un acuerdo que, en la práctica, sirvió más para que las distintas áreas se responsabilizaran mutuamente de la situación que para poner fin al problema.
Pese a estas inversiones, la suma de determinadas acciones incívicas (botellón, pintadas en las paredes, daños al mobiliario urbano…) y la falta de control y mantenimiento del Ayuntamiento, sin actuar sobre algunas de las deficiencias desde principios del 2023, ha generado que el Castillo de San Fernando solo pueda mirar con envidia al de Santa Bárbara.

Por el momento, nada se sabe de otras actuaciones pendientes en la fortaleza del Tossal, como la construcción de un centro de interpretación de usos polivalentes y un espacio escénico para acoger actuaciones musicales y representaciones artísticas. Ninguna de estas inversiones, anunciadas en 2018, se incluyen ni en el borrador del presupuesto municipal de 2024 impulsado por el gobierno de Barcala ni en el calendario de inversiones previsto por el ejecutivo local para el presente mandato.

Plan Director

Hace solo unos días, el grupo municipal de Compromís instó al Ayuntamiento a llevar a cabo un Plan Director de usos del castillo de San Fernando que potencie su promoción cultural.

El portavoz de la coalición valencianista, Rafa Mas, aseguró también que su formación presentaría una queja en Bruselas para reclamar la apertura de una investigación sobre los fondos europeos empleados siempre y cuando «no se nos informe de la puesta en marcha de un Plan Director y de usos del Castillo de San Fernando en la próxima reunión del Patronato de Turismo».

«Nos preocupa que en la propuesta presupuestaria solo se ha destinado un millón de euros para Cultura, cuando otras ciudades como Málaga destinan 71 millones, Murcia 32 millones o incluso Albacete 4 millones», ha señalado Mas.

Continue Reading

Tendencia