Connect with us

Ciencias y Nuevas Tecnologías

Este extrañísimo fósil podría explicar el origen de los pájaros

Dicen que los ojos son las ventanas del alma. Por ello, si nos fijamos en la mirada de una gallina, podemos vislumbrar su tristeza por cargar sobre sus alas un pasado increíble que no volverá. Las aves actuales son las descendientes directas de los dinosaurios avianos, animales majestuosos que, junto a sus hermanos no avianos, dominaban el planeta hace 66 millones de años. Ahora bien, aunque los pájaros modernos evolucionaron tras la caída del meteorito, sus antepasados ya se encontraban en La Tierra desde mucho antes. Actualmente existe una gran controversia sobre el origen de las características que convierten a un “dinosaurio” en un “ave”, pero gracias al descubrimiento de más y más fósiles, el puzle de la evolución aviana cada vez tiene más piezas para ser completado.

EL MUNDO AL FINAL DEL JURÁSICO

Un nuevo estudio publicado en Nature ha sido posible debido a una desgracia acontecida hace 150 millones de años. En aquel momento, el mundo era muy distinto al actual. El súper continente Pangea había comenzado a separarse en Laurasia y Gondwana, un hecho que fue alterando el clima de la región y que favoreció la aparición de enormes bosques de coníferas, helechos y ginkgos. Si viajásemos a uno de esos bosques, es posible que no pudiésemos diferenciarlo de alguno de los actuales, excepto por dos pequeñas razones: La primera sería la ausencia de flores y la segunda, porque los enormes dinosaurios de la época nos llamarían la atención.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ciencias y Nuevas Tecnologías

En el corazón de ‘Reina Roja’: así se ha rodado la serie más esperada de Amazon Prime Video

Amazon Prime Video estrena este 29 de febrero Reina Roja, la serie más esperada de todas las que ha producido la plataforma de pago en su trayectoria en España. Una ficción basada en la novela superventas de Juan Gómez-Jurado que tratará de trasladar el fenómeno literario a un éxito audiovisual de la mano de Vicky Luengo (que ahora desea ser acreditada como Victoria Luengo) y Hovik Keuchkerian, los Antonia Scott y Jon Gutiérrez de carne y hueso.

Si OT 2023 ha permitido a Prime Video subir un escalón en el mapa español del streaming, como analizamos recientemente en este artículo, a nivel de ficción la compañía se encomienda al exitoso universo de Gómez-Jurado como esa apuesta que puede marcar un antes y un después para ellos, y consolidar su posición en el mercado ‘patrio’ de producción de series.

Cierto es que desde su implantación en España, la plataforma ha producido y coproducido un gran número de proyectos de ficción y ha estrenado en primicia fenómenos como La que se avecina. Sin embargo, Reina Roja está llamada a ser esa serie mediática que sitúe a Amazon como no han hecho otras, al menos a nivel de marketing.

Alrededor de esta producción se respira aroma de proyecto grande, desde el evento en el que se anunció a los actores protagonistas en junio de 2022 hasta este pasado 21 de febrero, cuando se presentó la serie ante los medios a escasos días de su estreno en streaming. Algo que también se ha podido sentir en el set de rodaje, donde verTele se desplazó en noviembre de 2022 para conocer cómo se ‘cocina’ la serie estrella de Prime Video.

“Es un superventas y se merece una serie a a la altura”. Con esa declaración de intenciones de la showrunner Amaya Muruzabal pudimos hacer entrada un grupo de periodistas en los estudios situados en Toledo en los que se han rodado, durante más de 100 días, los siete capítulos que verán la luz este 29 de febrero. Un rodaje “intenso, largo y espectacular” que también se trasladó a las calles del centro de Madrid, en pleno mes de agosto, para reflejar de la manera más fiel las aventuras de Antonia y Jon que han leído más de tres millones de personas sólo en España.

Del papel a la pantalla, con supervisión del autor
En el corazón de Reina Roja, su set de rodaje, nos recibieron los máximos responsables del proyecto: la mencionada Muruzabal como creadora y guionista de la serie, Antón Laguna como diseñador de producción, Koldo Serra como director, Adriana Izquierdo como responsable de desarrollo de Prime Video y José María Caro, entonces responsable de Ficción de la compañía en España que actualmente ya no se encuentra en el cargo.

Todos ellos hablaron sobre el proceso de llevar a la pantalla una historia que han imaginado en su cabeza varios millones de lectores que, a la postre, terminarán siendo los espectadores más entregados y críticos. “Al final estás reimaginando, según tu filtro, algo que han imaginado millones de personas. Siempre es más complicado que partir de cero. Creo que los guiones han enriquecido las tramas con el apoyo y el soporte de Juan. Hemos intentado ser muy fieles y creo creer que los fans van a estar contentos”, contó Koldo, el encargado de plasmar el texto en imágenes.

El primer paso en este proceso es obra de Amaya Muruzabal y su equipo de guionistas, que tuvieron que convertir más de 500 páginas de historia en 7 capítulos de ficción: “Es un proceso arduo de selección. Hicimos un documento maravilloso, un resumen de los libros en 20 páginas, y a partir de ahí manejamos el volumen de información. No fue excesivamente difícil la división en 7 episodios, pero sí dejar atrás a algunos personajes y abrir la puerta a otros nuevos que aparecen. Esas han sido las decisiones dramáticas más fuertes”, explicó la showrunner.

Todo bajo la supervisión del ‘padre de la criatura’, Juan Gómez-Jurado, que ha ejercido de consultor y supervisor de los guiones de la serie: “Una serie es una serie, y la novela es la novela. Pero sí ha estado supervisando los guiones para dar el ok. Incluso ha metido mano en diálogos. Todo lo que se ha escrito y hemos rodado está supervisado por él”, garantizó Koldo.

Incluido el nacimiento en carne y hueso de Antonia Scott y Jon Gutiérrez, cuyos actores, también lectores de la novela, dan el visto bueno al resultado: “Es una locura adaptar esto a una serie de TV, pero creo que lo esencial se ha mantenido. Creo que los amantes de Reina Roja van a estar contentos con la serie”, comentó Victoria Luengo en su charla con los medios desplazados a rodaje.

El nacimiento de una superheroína y su ‘Sancho’
Victoria Luengo y Hovik Keuchkerian no son sólo los protagonistas de Reina Roja, también son el alma de la serie. En palabras de la showrunner, Antonia y Jon son “nuestros nuevos Quijote y Sancho por su historia de amistad total y absoluta” y esa esencia que tenía que saltar de manera fluida y exacta del libro a la pantalla.

“Hemos tenido la suerte de que a los dos actores que teníamos en la cabeza para encarnar a estos personajes les entusiasmó la idea de hacerlos”, celebró ante los periodistas Adriana Izquierdo, que defendió la decisión de Prime Video de adaptar la novela en una serie y no en una saga cinematográfica por un aspecto clave: “Las películas van sobre historias y las series van sobre personajes, generalizando mucho. Tú lees Reina Roja y lo que quieres es conocer a Antonia y a Jon”.

Sin entrar en spoilers, la protagonista de la historia es Antonia Scott, la persona más inteligente del mundo y la mujer que lidera la organización Reina Roja, que se dedica a investigar crímenes en los que hay involucradas personas poderosas. Jon Gutiérrez, por su parte, es un agente de policía que hace las veces de escudero con la intención inicial de recuperar su posición en el Cuerpo.

“Poder poner en imágenes lo que pasa por la cabeza de una mujer que no piensa como nosotros, que es la persona más inteligente del mundo, es un retazo”, comentó el director Koldo Serra, cuando el proyecto llevaba varias semanas de rodaje. Entonces ya valoraba el trabajo de Victoria como “brutal” y elogiaba la conexión construida con Hovik de la que los espectadores podrán ser testigos dentro de unos días: “Funcionan como un tiro los dos. Tienen dos personajes muy complicados y han conectado tanto, que es chulísimo tener que rodar secuencias complicadas o largas con ellos”.

Para ‘crear’ a Antonia Scott, Luengo contó “con todo el mundo”: “Mi intención era que no fueran mis decisiones exclusivamente las que construyeran a Antonia, porque creo que Antonia es un poco de todos. Evidentemente no voy a llegar a hacer lo que todos los lectores tienen en la cabeza porque es imposible, nadie podría hacerlo. Estoy dejándome la vida, estoy haciendo algo en lo que creo. Trabajamos muy duro para que el resultado satisfaga y la gente esté feliz cuando lo vea”, contó ilusionada a los periodistas.

En la charla, la actriz admitió que este era “uno de los personajes más difíciles de interpretar que me han ofrecido nunca” y desveló uno de sus trucos para hacer visible la inabarcable inteligencia de su personaje: “Me escribo monólogos internos, y a parte de lo que digo en la secuencia por dentro digo un texto y cruzo los dedos para que el espectador a través de los ojos lo vea. No te puedes poner a actuar la inteligencia porque será un cliché que se quedaría vacío”.

La intérprete también subrayó lo “fácil” que estaba siendo trabajar con su coprotagonista, del que destacó su generosidad y comunicación: “Ha habido algo muy bonito en esta serie que es que hay una creación colectiva. Están los guiones, pero nos han dejado aportar nuestro granito de creatividad”. Algo que también destacó el propio Hovik en su conversación con los periodistas: “Cuando vi quién iba a ser mi compañera de viaje, sabía que a nivel profesional no iba a tener ningún problema e iba a estar a la altura, y tenía la sensación de que personalmente íbamos a encajar. Creo que es muy importante que los dos tengamos la química y la relación que tenemos”.

Además, el actor que da vida a Jon Gutiérrez contó cómo logró conectar desde el inicio con su personaje hasta el punto de sentirse él sólo vistiendo su ropa: “Me leí las tres novelas [Reina Roja, Loba negra y Rey blanco] de una forma prácticamente enfermiza: de principio a fin y vuelta a empezar. Así, hasta que me llegaron los guiones. Con toda la lectura ya estaba muy empapado del personaje. Fue un proceso maravilloso. Yo nunca me pongo traje, estos me los han hecho a medida, y ya el hecho de ponerme el traje me ayudaba a entrar en la parte más física del personaje. Sólo con eso dejo de ser Hovik. Me ayuda mucho a alejarme de mí”.

Una “carta de amor a Madrid”, con sus luces y sombras
En nuestro recorrido por los decorados no sólo vimos ‘cobrar vida’ a Antonia y Jon, también paseamos por los lugares que representan el universo visual de Reina Roja y que al igual que los personajes, se han hecho realidad de manera orgánica y realista.

Los dos espacios principales del set son la casa de Antonia Scott en el madrileño barrio de Lavapiés y los túneles abandonados del metro de Chamberí, donde se esconde la guarida del villano Ezequiel. Sobre ambos nos habló el diseñador de producción Antón Laguna.

“En casa de Antonia todo ocurre en el salón, diáfano y sin muebles. Fue un trabajo largo diseñarlo. Todo está muy pensado para tener un espacio vacío que cuente cosas. Era lo más difícil de ese decorado”, contó, al tiempo que reveló un detalle de esos que gustan a los fans: el pimentero del personaje protagonista es del propio Juan Gómez-Jurado.

Sobre los túneles del metro, la particularidad es que el equipo reprodujo las localizaciones en plató “o bien porque no existían, o por la complejidad de las secuencias”. “Las alcantarillas reales eran asquerosas e incómodas para los actores, pero en el decorado hay agua y ratas reales”, explicó.

Estos dos espacios, así como los exteriores rodados en el centro de Madrid, son la clave en la identidad visual de Reina Roja: “Es un thriller distinto, tiene ese contraste de arriba y abajo, luces y sombras”, contó la showrunner, que explicó cómo han querido huir del tono de thriller nórdico que impera habitualmente en el género. “No vamos al frío sino al color de Madrid, más saturado y cálido. Y en las sombras tiramos por colores ocres y verdes”.

También tiene importancia en su identidad el color rojo, representado en todos los capítulos con ciertos elementos, con la película Red como referente. Y otra de sus inspiraciones estéticas es Hitchcock, señalado como tal por el propio director Koldo Serra: “Madrid es una ciudad que tienen mucho color, que tiene sol prácticamente todo el año, y queríamos que eso se trasladara al thriller. La serie es muy luminosa. Queríamos que tuviera una estética propia, que no se pareciera a otros thriller”.

En palabras de Muruzabal, su Reina Roja es “un canto de amor a Madrid”: “Lo que mostramos de Madrid no se ha visto. Es una declaración de amor a la ciudad”. “Aunque tuviéramos que rodar en agosto a 40 grados, hemos podido mostrar un Madrid de verdad. Parece un cliché lo de que la ciudad es un personaje más, pero hemos visto el Londres de Harry Potter, tenemos la iconografía, y cuando vas a NY también la desvirtualizas después de haberla visto tanto en el cine. De repente podemos hacer eso con Reina Roja. Es una oportunidad excepcional”, contó por su parte Adriana Izquierdo.

Además, la showrunner y guionista reveló que “la parte mas dura de sostener era el submundo de Ezequiel (Nacho Fresneda). En la novela estaba en el cerebro de Carla Ortiz (Celia Freijeiro), pero en la serie había que generarlo. Es el reverso de Madrid, la cara B. No ha habido series que hablen de eso”.

Sobre ello nos hablaron -sin spoilers- los dos actores que dan vida a los personajes arriba mencionados, que asemejaron su experiencia con el “teatro rodado en la intimidad”. “Es como si estuviéramos haciendo otra película nosotros”, dijeron desde las ‘catacumbas’ en las que se desarrolla su trama.

“Es un rodaje bastante extremo, con situaciones extremas. Como actriz es excitante y apetecible, nunca lo había hecho. Me iba a casa y me notaba un residuo emocional. Me sentía triste y con un poquito de ansiedad”, comentó Freijeiro, Carla Ortiz en la serie, que afirmó que “la ambientación y el vestuario nos ha ayudado mucho”. “Meterte ahí es algo que ya ayuda mucho, que te coloca en situación”, añadió Fresneda.

‘Reina Roja’, “a la altura” del fenómeno
La intención de “estar a la altura” sonó al inicio de la visita y también durante la entrevista a los responsables, que definieron este proyecto como “un caramelo”. “Es una novela que ha conectado con mucha gente y eso es un valor que es una suerte poder tenerlo. Reina Roja nos daba la oportunidad de aportar algo más. La novela tiene sus propias características, y con el lenguaje audiovisual podíamos aportar algo al espectador”, comentó a ese respecto Adriana Izquierdo.

Preguntado por si esta es la serie que puede marcar un antes y un después en la estrategia de Prime Video en España, José María Caro, que en las fechas de la visita era responsable de Ficción de la plataforma, contó que “todos los proyectos que abordamos los hacemos con esa mentalidad, no sólo Reina Roja. Queremos dar lo mejor a nuestros clientes y aportar lo máximo posible al audiovisual español. Por supuesto Reina Roja es algo especial, algo que tenemos que cuidar mucho, y por eso estamos mimándolo con todo el cariño del mundo”.

El resultado de este trabajo se verá a partir del 29 de febrero, día en que la serie verá la luz en más de 240 países y territorios. Entonces tendrá la oportunidad de subirse al fenómeno que ya es Reina Roja a nivel literario y ampliarlo, con la proyección que el audiovisual y una ventana internacional le posibilita.

Continue Reading

Ciencias y Nuevas Tecnologías

Hallan un ejemplar de tiburón de Groenlandia de 500 años, el animal vivo más viejo del mundo

Hasta hace poco, se podría pensar que son las tortugas el animal que más vive del mundo. Es un viejo mito que toda persona oye desde que nace. De hecho, en alguna ocasión se ha visto como algunas de ellas llegan a cumplir hasta los 190 años. Sin embargo, este no es el animal más viejo del mundo.

Devanshi Kasana y algunos colegas de la Universidad de Florida, se encontraban en el mar Caribe, frente a las costas de Belice, cuando vieron algo que no se esperaban. «De repente vimos a una criatura muy lenta y perezosa bajo la superficie del agua», explicó la bióloga y candidata al doctorado en el laboratorio de Ecología y Conservación de Depredadores de la Universidad de Florida. Añade que «parecía algo propio de la prehistoria». Y efectivamente se trataba de un ejemplar que sorprendió a todos: un tiburón de Groenlandia que se calcula que nació en 1505, según ha explicado la bióloga al National Geographic.

Esta especie de tiburón es una de las más grandes del mundo, rondando entre los seis y los siete metros de longitud. En general, se tratan de los animales más longevos del mundo ya que, según un estudio de Julius Nielsen, biólogo de la Universidad de Copenhague, pueden llegar a superar los 400 años de edad. Como es el caso del ejemplar localizado por estos biólogos. Alegan que se sorprendieron cuando lo vieron mientras marcaban y capturaban a tiburones tigre, ya que sospechaban que esta especie de tiburón solo nada en mares del Ártico ya que necesitan temperaturas de -7 grados.

Según han indicado los propios biólogos, no tomaron ADN para no perturbar su ritmo biológico ni causarle estrés, así que después de un breve escaneo físico, lo devolvieron al océano. Por este escaneo se ha permitido saber la edad aproximada y sería de unos casi 520 años.

Cómo es este animal

El National Geographic ha explicado algunas de las características de este viejo animal. Su aspecto es pesado debido a su gran longitud y sus toneladas de peso. Son casi ciegos por lo que se guían esencialmente por el campo magnético de la Tierra para nadar por las profundidades de, normalmente, los mares helados. No se acerca a la superficie porque prefiere la oscuridad y los entornos silenciosos.

A pesar de lo que muchos pueden llegar a pensar debido a su aspecto terrorífico, son animales tímidos y esquivas. Por eso se tiene tan poca información de él.

Continue Reading

Ciencias y Nuevas Tecnologías

La Tierra activa el modo ‘fast and furious’ y alcanza su velocidad máxima: a qué se debe y cómo nos afecta

La Tierra pisó el acelerador. Este miércoles 3 de enero, nuestro planeta metió el turbo y viajó a una velocidad mucho mayor de lo que lo suele hacer: a 110.700 kilómetros por hora, 3.420 kilómetros por hora más rápido de lo habitual (107.280 kilómetros por hora).

A 30,75 kilómetros por segundo, según informó el Observatorio Astronómico Nacional (OAN). La velocidad orbital máxima que es capaz de alcanzar la Tierra. Pero tampoco hay que echarse las manos a la cabeza, ya que este no es un fenómeno extraordinario. Ahora bien, ¿qué es lo que hace que hayamos alcanzado esta estratosférica velocidad?

Para responder a esta pregunta tenemos que fijarnos en la forma que describe la órbita terrestre: es ovalada. Al no trazar un círculo perfecto, uno de los lados de esa órbita está más cerca del Sol (lo que se conoce como perihelio) que el otro, el más alejado de nuestra estrella (llamado afelio). Y ahí está el quid de la cuestión: que la órbita sea elíptica es la responsable de que la velocidad a la que la Tierra viaje alrededor del Sol no sea constante.

¿Por qué se produce este fenómeno?

La Tierra gira alrededor del Sol trazando una órbita elíptica de 930 millones de kilómetros y a una velocidad media de 107.280 kilómetros por hora. Un viaje que tarda en recorrer 365 días y casi 6 horas (de ahí que cada cuatro años haya un año bisiesto, para corregir ese cuarto de día extra, tal y como sucede, precisamente, este 2024).

Este pasado miércoles, nuestro planeta alcanzó ese punto conocido como perihelio, su máximo acercamiento con el Sol. En ese momento, la Tierra se situó a poco más de 147 millones de kilómetros del astro solar, unos 5 millones de kilómetros menos que cuando está en el afelio, el momento de mayor distancia y que, tal y como informa el OAN, sucederá el próximo 5 de julio de 2024.

De acuerdo con la segunda ley de Kepler, la velocidad de traslación terrestre no es constante, sino que varía, alcanzando su valor máximo en el perihelio. Ahí es cuando la Tierra ‘mete ese turbo’ al que nos referíamos al principio del artículo hasta alcanzar los 110.700 kilómetros por hora. Por contra, en el afelio pisa el freno y reduce su velocidad a ‘solamente’ 103.536 kilómetros por hora. 7.000 kilómetros por hora de diferencia, que se dice rápido.

La distancia media del Sol con respecto a la Tierra es en promedio de 150 millones de kilómetros. En el afelio alcanza los 152,09 millones de kilómetros, mientras que en el perihelio baja a los 147,10 millones de kilómetros de distancia.

¿Qué dice la segunda ley de Kepler?

La segunda ley de Kepler, conocida como ley de las áreas, es la que proporciona información sobre la velocidad a la que se desplaza un planeta alrededor de su estrella mientras traza una órbita elíptica.

Lo que promulga esta ley es que el radio vector (la recta) que une el Sol con cada planeta barre (recorre) áreas iguales en tiempos iguales.

Así, para que esto se cumpla, la velocidad del planeta debe ir en aumento a medida que se aproxime al Sol. O dicho de otra manera: cuando los planetas están cerca del Sol en su órbita, se mueven más rápidamente que cuando están más lejos. Justo lo que ocurre en el caso terrestre al acercarse al perihelio.

Esto, además, demuestra la presencia de una fuerza de atracción que permite al Sol atraer los planetas, tal y como postuló Newton años más tarde de que Kepler anunciase sus leyes: a medida que la Tierra se acerca al Sol, la fuerza gravitacional aumenta y empuja a nuestro planeta más rápido a lo largo de su órbita.

¿Cómo nos afecta el cambio de velocidad de la Tierra?

Esta aceleración terrestre causada por la atracción gravitacional del Sol no será perceptible por los humanos en la Tierra. Unos efectos mínimos que ni siquiera se dejan notar en las principales variables meteorológicas, ya que estas (las estaciones del año) no dependen de la proximidad al Sol, sino de la inclinación del eje de rotación terrestre (23,5º en relación a la órbita que describe).

No obstante, aunque a nosotros no nos afecte, sí que se dan unos sutiles fenómenos en la Tierra. La interacción gravitacional, por ejemplo, al estar en su momento álgido, afecta ligeramente a las mareas. También se da un leve incremento de la radiación solar (la Tierra recibe un 6,8% más de radiación solar en el perihelio que en el afelio).

Pero más allá de esto, y como pudimos comprobar en primera persona este miércoles, la velocidad de la Tierra, nuestro ‘vehículo espacial’, no supone ningún cambio en nuestro día a día.

Continue Reading

Tendencia